“Mobilis in mobile”, El turismo aventura y su compromiso con las comunidades locales.

Actualizado: jun 2

Al igual que el capitán Nemo en sus aventuras a bordo del Nautilus, como nos relata Julio Verne en su aclamado libro “Veinte mil leguas de viaje Submarino” del año 1869, nos encontramos sumidos en un difícil viaje que nos recuerda la famosa frase que se encontraba grabada en los utensilios del submarino que viajaba en búsqueda del conocimiento y justicia por los diferentes mares del mundo: “Mobilis in mobile”: móvil en el elemento móvil.


En la actualidad nos encontramos dentro de un océano de poca certeza y constantes cambios. Todos nos refugiarnos en diferentes protocolos, planes y fases progresivas de reactivación, teniendo como principal e ineludible factor, la imprevisibilidad de lo que vivimos. Es tal la incertidumbre - al igual que está ocurriendo en países de Europa- que un día podríamos reactivar todas nuestras operaciones, y al día siguiente tener que cerrarlas debido al incumplimiento de las normas de distanciamiento social dentro de las diferentes localidades.


La única certeza que podemos tener en tiempos como estos es la siguiente: el futuro del turismo se encuentra en las experiencias de deporte-aventura. Esto ha sido confirmado por diferentes referentes del turismo mundial como la Organización Mundial del Turismo, la Asociación de la Industria del Turismo de Aventura y la propia autoridad nacional Sernatur, quien en su cuenta pública del año 2019, establece los desafíos 2020, señalando que “se prevé que los potenciales turistas eviten los lugares con altas aglomeraciones, por lo que la promoción turística deberá enfocarse en los siguientes segmentos y experiencias: (1)Naturaleza; (2) Aire libre; (3)Aventura; (4)Astronomía; (5)Gastronomía; (6) Cultural; (7) Rural y; (8) Enoturismo” (Cuenta Pública Participativa 2019, del Servicio Nacional de Turismo, 15 de mayo 2020).


Por otro lado, es de conocimiento público todos los beneficios que conlleva para la salud integral de las personas el contacto con la naturaleza. Así también lo ha declarado el Ministro de Agricultura don Antonio Walker, en su anuncio de apertura gradual de parques y reservas nacionales de fecha 30 de abril 2020, al señalar que “En una primera etapa, estamos dejando disponibles estas unidades con el objetivo de dar una alternativa de bienestar a las personas, tomando en cuenta su salud integral, ya que está comprobado que el contacto con la naturaleza tiene amplios beneficios, tanto para la salud física como mental. Esto lo estamos haciendo responsablemente y obedece a un plan gradual de apertura de las unidades”.


De esta manera nuestra actividad – el buceo recreativo- se enmarca en una actividad prioritaria en torno a la reactivación del turismo nacional, lo cual nos entrega un arma de doble filo: tener que ser actores activos dentro de la reactivación del turismo a nivel nacional, teniendo especial consideración en los bruscos cambios que pueden acontecer durante la marcha, junto con la correcta protección de todas las comunidades locales. No sirve de nada tener excelentes protocolos en nuestras operaciones, con inversión en infraestructura y disminución en las operaciones, si los diferentes grupos de clientes al momento de salir de nuestras instalaciones incumplen toda la normativa de distanciamiento social poniendo en riesgo a nuestras comunidades.


Debido a lo anterior, es fundamental que como actores activos del turismo aventura en Chile, tengamos una actitud proactiva, organizada y responsable que pueda asegurar un retorno a la naturaleza de forma segura, teniendo en cuenta el cumplimiento de normas básicas de distanciamiento social en nuestras operaciones y dentro de las localidades, ya que es la única manera de poder resguardar de manera segura a toda la comunidad que vive del turismo.


Tenemos que entender que al igual que el Nautilus del capitán Nemo, nos encontramos móviles en lo móvil, avanzando a todo motor en aguas totalmente cambiantes, pero que seguramente lograremos atravesar.

“¿Dónde? No lo sé... ¿Y cuándo? Tampoco podría pronosticarlo. ¿Cómo podría yo saber esos simples detalles? Lo que sí podría asegurarle, sin embargo, es que nuestro viaje puede tener un fin inmejorable, y que éste puede ocurrir cuando estos mares no tengan ya nada que revelarnos. Por lo demás, amigo Ned, piense que todo lo que comienza en este mundo, acaba por tener forzadamente un fin.” Conversaciones entre prisioneros y tripulantes del Nautilus, mientras navegaban frente al archipiélago griego (Veinte mil leguas de viaje submarino, Julio Verne, año 1869).

Ignacio Silva Araos

Buceo Pichidangui.

66 vistas1 comentario

Contáctanos:

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon